Un árbol medio captura 200kg de Co2 a lo largo de su vida; en otras palabras, 10kg anuales durante 20 años. Aunque los árboles capturan carbono a lo largo de toda su vida, la mayor cantidad de carbono se absorbe al principio del ciclo de vida de los árboles, que es de aproximadamente 20 años.


La cantidad de Co2 capturado también varía según el tipo de árbol, el suelo y el clima en el que crece.


Regiones como los trópicos son más adecuadas para capturar mayores cantidades de Co2 y en ese clima se puede realizar mucho más rápido.